Reseñas:
de la A a la H
A bittersweet life


-A bittersweet life (Dalkomhan insaeng) 2005
-Kim Ji-woon
-Corea del Sur

A bittersweet life es el nuevo film del director de A tale of two sisters (titulada como Dos hermanas en España) y que supone un brusco cambio de registro con respecto a esta película. De una historia de terror, Kim Ji-woon pasa a un relato de ambiente mafioso. Aquí, Sun-woo es un matón, el hombre de confianza de un importante jefe mafioso, el cual le encarga que vigile a su joven novia, de quien sospecha que le engaña. Tras descubrir que esto es así, Sun-woo se ve incapaz de acabar con la vida de la pareja, lo que le traerá una serie de sangrientas y fatales consecuencias. Como se puede comprobar a partir de esta breve sinopsis, el guión no destaca precisamente por su originalidad. Sin embargo, lo que hace destacable a esta película y la salva de la mediocridad y la previsibilidad más abolutas es su perfecta realización, donde hasta el último de los planos está cuidado, medido y ajustado; con la duración, la colocación y un movimiento de la cámara perfectos. Donde la fotografía está también cuidada al máximo y donde destaca asimismo el carisma y la interpretación de su actor protagonista, Byung-hun Lee, presente en casi la totalidad de los planos del film. A resaltar en la película son los toques de humor negro y ese final reminiscente del cine de Hong Kong, con una ensalada de tiros muy deudora del estilo de John Woo. También, pese a que el argumento no sea excesivamente original, es de agradecer que el director y guionista trate de escapar de las tópicas situaciones amorosas de este tipo de historias y se evite el típico romance entre el protagonista y la chica a la que tiene que vigilar. De hecho, uno de los puntos más interesantes de la historia es la psicología de su personaje central, hábil pistolero y luchador, pero torpe a la hora de relacionarse con mujeres. Será el contacto con la chica de su jefe lo que le perturbe y desate sus consiguientes reacciones, muy a pesar de que él sea consciente de que la relación con esa chica nunca llegará a consumarse.
Valoración: 3.5/5

Ab-normal beauty


-Ab-normal beauty (Ab-normal Beauty) 2004
-Oxide Pang
-Hong Kong

Ab-normal beauty es una de esas películas realizada por alguno de los hermanos Pang como, parece, descanso de ellos mismos entre película y película. En esta ocasión el descanso vino tras la filmación de la segunda parte de The eye y la mitad de la pareja, encargada de la película, fue Oxide Pang. Ubicada la acción esta vez en Hong Kong (ya que los hermanos suelen trabajar a medio camino entre la ex-colonia y su Tailandia natal), el guión narra la historia de una chica, fotógrafa, que comienza a sentir una morbosa atracción por la muerte y por sacar fotos de temática sangrienta. Su pareja, otra chica, tratará de hacerle salir de su progresivo deterioro psíquico, al mismo tiempo que un compañero de estudios irá tras ella tratando de tirarle los tejos. Ésta sinopsis se puede considerar la primera parte de la película, en la que se nos narra de modo moderadamente convincente la paulatina obsesión de la chica protagonista por las fotos macabras y por la muerte y cómo finalmente consigue salir de su delicado estado mental gracias al apoyo de su pareja (curioso el modo tan discreto y tan tímido de mostrar la relación lésbica entre las dos protagonistas) A partir de aquí el rumbo de la película cambia y lo que se podía considerar como un drama de trasfondo un tanto morboso se convierte en un thriller terrorífico desde el momento en que la fotógrafa comienza a recibir una serie de cintas de vídeo con asesinatos reales de personas cercanas a su entorno. El tema de las cintas snuff ya fue tratado con mayor fortuna por Alejandro Amenábar en Tesis. Aquí no se busca el máximo realismo ni la crudeza en los vídeos ya que la efectista realización de Oxide Pang produce un inevitable distanciamiento respecto a las imágenes mostradas. Es en esta segunda mitad cuando la película echa a perder todo lo poco bueno que hasta el momento había ofrecido ya que lo que se nos cuenta resulta una intriga de lo más absurda y tonta y con una resolución final que más que sorprendente resulta una auténtica tomadura de pelo al espectador. La sensación final es la de haber presenciado un film realmente mediocre que no se decanta ni entre el drama ni entre el terror y que, cuando se adentra en esta última parcela, fracasa estrepitosamente.
Valoración: 1.5/5

Agitator


-Agitator (Araburu tamashii-tachi) 2001
-Takashi Miike
-Japón

Circulan varias versiones de Agitator, de diferente duración cada una de ellas; de 1h. 45 minutos, de dos horas y media y de 200 minutos. La que yo he tenido oportunidad de ver corresponde a la de dos horas y media, extensión suficiente para poder extraer una opinión justificada acerca de ella. En este caso nos encontramos (de nuevo en el caso de Miike) con una historia de yakuzas; tal vez la de hilo argumental más ambicioso de las que ha rodado el director en cuanto a la variedad de personajes, historias y subtramas. Un guión formado por una compleja red de alianzas entre clanes mafiosos, asesinatos y traiciones y el yakuza que se rebela frente al resto, ante una situación que considera injusta (idea también frecuente en las películas de yakuzas de Miike) El director firma aquí una de sus películas de realización más clásica, dejando de lado sus habituales desfases, así como cualquier exceso de estilismo visual. También se muestra más contenido en la plasmación de las escenas violentas, pese a todo inevitables en una historia de yakuzas de este tipo, hasta el punto de ofrecer algún asesinato fuera de plano. Resulta destacable que, a pesar de la elevada cantidad de personajes y situaciones, todo queda claro en todo momento y la historia es perfectamente entendible, la cual, a pesar de las dos horas y media de duración, en ningún momento se hace pesada y resulta adecuada para conocer a fondo la psicología de sus personajes (a destacar la relación entre el protagonista y su superior, también amigo). En definitiva, una de las perlículas más interesantes de Takashi Miike que demuestra su dominio en la narración y que no necesita recurrir a sus habituales excesos, que tantos fans le han proporcionado en occidente, para construir una buena película.
Valoración: 4/5

Aragami


-Aragami (Aragami) 2002
-Ryuhei Kitamura
-Japón

Kitamura sorprendió a propios y extraños con Versus, su primera película, una historia delirante con zombies, tiros, peleas a espada, gangsters y demás. Parece que después de los excesos de su ópera primera, Kitamura prefirió en sus dos siguientes películas (Alive y esta Aragami) contar historias más centradas en unos pocos personajes y en único espacio cerrado. En Aragami, un samurai es recogido y curado en un templo. Tras la recuperación, el samurai y su anfitrión, dedican una larga noche a hablar, charla durante la cual el guerrero descubrirá el terrible secreto del hombre que le ha acogido. Floja película la que nos presenta en esta ocasión Kitamura. Una historia que no es más que una anécdota, que se estira y se estira, a pesar de que el guión no da más que para un medio o un cortometraje. La película es corta, no llega a los 80 minutos, pero aún así aburre y durante la conversación de los dos protagonistas hasta la llegada del enfrentamiento final, no se puede evitar la sensación constante de corto alargado con más y más diálogos. Y el combate final cuando llega tampoco compensa la espera hasta este momento. Aparentemente, esta película formaba parte de un doblete de películas con el asunto del duelo como tema central. La otra, de título 2LDK y que no conozco, parece que no goza de críticas mucho mejores a las de ésta...
Valoración: 2/5

Azumi 2: Death or Love


-Azumi 2: Death or Love (Azumi 2) 2005
-Shusuke Kaneko
-Japón

Azumi era un manga de Yu Koyama que en 2003 conoció una adaptación fílmica de manos de Ryuhei Kitamura. Azumi, la película era una especie de historia de samurais para un público juvenil (ambientación en el Japón feudal, escaso propósito realista), con un inevitable aire manga y con el único objetivo de ofrecer un entretenimiento espectacular sin mayores pretensiones. El éxito de la propuesta ha generado dos años después la esperable continuación manteniendo el reparto (con Aya Ueto al frente en el papel protagonista) y el tono de la entrega anterior, aunque con un relevo en la dirección a cargo del veterano Shusuke Kaneko. Como suele suceder y apelando al tópico, las segundas partes no suelen estar a la altura de su precedente y eso mismo sucede con esta Azumi 2. Al director, el impersonal Shusuke Kaneko (curtido en películas de Gamera y demás kaiju eiga), le falta el estilo visual adrenalítico y la cámara frenética de su predecesor Kitamura. Pierde además el film el tono de acción non-stop de la anterior (se nota que el presupuesto no ha sido tan holgado) y aunque no escasean las escenas de acción, se echa en falta un algo más para redondear el producto (como en ese combate final súbitamente interrumpido) y la menor duración da también la sensación de una menor ambición en lo que se cuenta. Pese a todo esto, la película entretiene, es correcta y seguramente gustará a los fans de la primera parte o a quien busque un sencillo entretenimiento sin más objetivo. Como curiosidad, destacar la presencia en el reparto de Chiaki Kuriyama, la sádica Gogo Yubari de Kill Bill vol. 1.
Valoración: 2.5/5

Battlefield Baseball


-Battlefield Baseball (Jigoku Koshien) 2003
-Yudai Yamiguchi
-Japón

Aunque no destaca precisamente por su calidad, es ésta una de esas películas ideales para ver entre amigos en un sano ambiente de cachondeo. En ella se nos cuentan los avatares de un equipo de beisbol de un instituto que, en el campeonato en el que está tomando parte, les toca competir contra el instituto más duro de pelar de todos, en el que los jugadores gastan un look a medio camino entre militar y zombie (con piel azulada incluida) y que, en enfrentamientos anteriores, el partido había acabado, literalmente, como un campo de batalla (con cabezas empaladas repartidas por el césped). La única posibilidad de victoria pasa por la participación de Jubei (Tak Sakaguchi), un estudiante recién llegado al instituto y tremendamente habilidoso en la "lucha al beisbol".
Buena parte del equipo de "Versus" se puede encontrar en esta película (que intenta en buena parte seguir su estilo desmadrado, aunque no llega a la altura): el guionista de aquélla es el director de ésta, Kitamura ejerce aquí de productor y su actor habitual, Sakaguchi, aparece de nuevo como protagonista. El film es un producto totalmente desvergonzado, de escaso presupuesto (y casi que no pretende ocultarlo), una locura donde todo vale y donde no hay que buscar mucha lógica ni coherencia al guión. Chistes mejores y peores se alternan en un argumento delirante, con jugadores de beisbol zombies, idas y venidas de la muerte, personajes que mutan su apariencia, resurrecciones, reencuentros absurdos entre hermanos, flash-backs cantados, escenas nocturnas rodadas con filtro (y haciendo gala de ello), interpretaciones exageradas, humor manga... Todo vale por ofrecer una locura divertida, sin importar la calidad del resultado final. Y desde luego, el objetivo final se consigue, pero todos aquellos espectadores exquisitos que busquen una comedia con contenido y un con un mínimo de sentido quedarán sin duda defraudados. Es por ello que la película queda recomendada, como decía al comienzo, únicamente para visionar en un ambiente festivo, en grupo y con la presencia de un buena cerveza en la mano.
Valoración: 2/5

Born to fight


-Born to fight (Kerd Ma Lui) 2004
-Panna Rittikrai
-Tailandia

Tras el éxito de Ong Bak, parece que el cine de acción tailandés vive un especial momento dorado, lo que se traduce en la aparición de nuevos productos en la línea como este Born to fight. Ong Bak, sin ser un derroche de realización o guión, sí sorprendía por los realistas y brutales combates y por las proezas de su protagonista, Tony Jaa. Aquí, por desgracia, las peleas no están a la altura y el protagonista elegido no tiene ni el carisma ni la habilidad de su compatriota (aunque sí la misma inexpresividad y el número de diálogos). El argumento sí que sorprende pero no por su complejidad o ingenio sino por todo lo contrario; el guión (acerca de un poblado secuestrado por unos terroristas cuyos habitantes se revelan contra sus secuestradores) es de lo más simple y básico visto en mucho tiempo, tanto que, ciertamente, podría haber sido escrito por un niño de doce años. Y eso que no empieza mal la historia con un tópico prólogo en que el protagonista pierde a su compañero en una operación policial, que cuenta con unos efectivos tiroteos muy "johnwooianos" y una espectacular persecución de camiones, pero a partir de cuando la acción se ubica en el poblado todo se echa a perder. Desde unos villanos que masacran a todo lo que se mueve sin criterio alguno, hasta las escenas de acción protagonizadas por deportistas, cada uno luchando según su modalidad, que no rozan sino caen en el ridículo más absoluto, entrando de verdad en la comedia involuntaria. Además, la película cuenta con una factura visual que semeja a los productos de acción de serie B de los años 80, detalle que tendrán que cuidar producciones tailandesas posteriores de cara a la exportación a occidente. Película muy, muy floja que decepcionará inevitablemente a aquellos que se esperen un nuevo Ong Bak o simplemente a todo aquel que busque un correcto film de acción. Como curiosidad, los créditos finales en que se ven tomas falsas y escenas con los especialistas y en los que comprobamos cómo verdaderamente esta gente pone su integridad física en peligro y arriesgan el pellejo más de lo que parecería razonable para cualquier persona de este campo.
Valoración: 1.5/5

Breaking news


-Breaking News (Dai Gein Si) 2004
-Johnny To
-Hong Kong

Arranca la película con un esforzado plano secuencia de varios minutos que pretende cubrir una operación policial en un callejón (y que desde mi punto de vista, solo resulta efectiva a medias). A continuación la acción se traslada a un bloque de edificios donde los ladrones anteriores se han refugiado y que queda cercado por la policía. Ésta trata de aprovechar el dispositivo que se monta para llamar a los medios de comunicación, darles la información de lo que sucede y tratar de limpiar así su imagen de cara al público (con lo que se pretende ofrecer de paso una crítica algo vista ya de lo manipulador de los informativos ante los espectadores). Especie de ejercicio de estilo de su director, que centra toda la acción practicamente en un único escenario y acude a recursos como la pantalla partida para narrar hechos simultáneos junto al ya comentado plano secuencia del inicio (parecería que el director quisiera emular a Brian dePalma) Discreta película de acción, con discretas también escenas de acción que no llega a interesar especialmente en ningún momento y a la que no ayudan tampoco escenas un tanto ridículas como la del policía obstinado que persigue en moto y a tiro limpio al autobús donde va el ladrón y su rehén.
Valoración: 2.5/5

Bullet Ballet


-Bullet Ballet (Bullet Ballet) 1998
-Shinya Tsukamoto
-Japón

Shinya Tsukamoto sorprendió hace ya más de 15 años con su primera película, Tetsuo, rodada en blanco y negro, con escaso presupuesto y que fue considerado como un híbrido entre los mundos de David Cronenberg, David Lynch y la estética cyberpunk. Se realizó una segunda parte y desde entonces Tsukamoto no ha vuelto a alcanzar el impacto de su primer film. Hiruko the goblin (una floja película de terror pre-The ring) y Tokyo Fist (un drama sobre el boxeo) vinieron a continuación, siendo seguidas por esta Bullet Ballet, de 1998. Aquí se nos cuenta la obsesión de un hombre (interpretado por el propio Tsukamoto) hacia las armas, a raíz del suicidio de su novia y el encuentro con una banda de punks. Si ya la segunda parte de Tetsuo o Hiruko nos daban la impresión de que el primer Tetsuo fue una casualidad afortunada, Bullet Ballet es la prueba que confirma esta sensación. Rodada en blanco y negro y con cámara temblorosa como para darse Tsukamoto aires de "autor", la hitoria de la obsesión del protagonista por las armas pronto pierde el rumbo y el guión se convierte en una serie de enfrentamientos (mal rodados) entre bandas de punks, el protagonista que ayuda a los punks a defenderse de un pistolero y su fijación por una chica, que hacen que se pierda el interés por lo que te están contando a mitad de película, quedando el tema de la obsesión por las armas totalmente diluido y olvidado. Una película efectivamente olvidable que, curiosamente, ha sido editada en España por Filmax.
Valoración: 2/5

Casshern


-Casshern (Casshern) 2004
-Kazuaki Kiriya
-Japón

Basada en una olvidada serie de los años 70, Casshan: Robot hunter (respecto a la cual se realiza un curioso homenaje al casco del protagonista en un momento del film) y convenientemente puesta al día, Casshern supone sin duda un antes y un después para la industria cinematográfica japonesa en cuanto al empleo de efectos especiales y a fondos generados por ordenador (y predecesora de la americana Sky Captain) que estoy seguro en el futuro serán la base de innumerables imitaciones. Con apariencia de superproducción, pero con un ajustado presupuesto de 6 millones de dólares (exprimidos hasta el último céntimo, está claro) Casshern es una de las producciones más apabullantes, visualmente hablando, de los últimos años y no solo en cuanto a cine oriental se refiere. Partiendo de uno de los diseños de producción más espectaculares y sorprendentes vistos en mucho tiempo, todo, absolutamente todo ha sido cuidado al máximo y resulta necesario más de un visionado para poder apreciar al completo la riqueza de los detalles (desde la ambientación futura, los paisajes, decorados...). Junto a imágenes de bello esteticismo, nos encontramos con una prodigiosa riqueza cromática donde hasta el último fotograma ha sido retocado digitalmente, mostrándonos riquísimas gamas de colores, texturas e incluso curiosos halos para los protagonistas que desprenden en diversas ocasiones. La música también ha sido especialmente cuidada y el compositor Shiro Sagisu consigue intensificar las imágenes de un modo excelente con una intensa banda sonora. Las escenas de acción son sorprendentes, destacando aquella en la que el protagonista se enfrenta a decenas de robots, sin duda lo más cercano al anime visto hasta ahora en imagen real. Tanta avalancha visual no llega a cansar en ningún momento y antes que esto, resulta constantemente sorprendente. La historia, es de una tensión constante, que te impide despegarte de la pantalla y el ambiente de irrealidad que desprende toda la película hace que tomes como naturales ciertos agujeros del guión (¿de dónde sale el rayo, cómo encuentran los neo-sapiens un castillo en el que tienen preparada ya una factoría para producir robots?) Tal vez el único defecto de todo el conjunto sea el final excesivamente moralizante y su mensaje obvio (¿acaso no sabemos todos, lo malas que son las guerras y sus consecuencias?) Pese a este defecto, la película es un hito, un derroche de imaginación e inventiva visual de visión obligatoria para cualquier aficionado al género fantástico, ya sea éste oriental o no.
Valoración: 4.5/5

Crying Fist


-Crying fist (Jumeogi Unda) 2005
-Seung-wan Ryoo
-Corea del Sur

Es arriesgado hacer una afirmación de este estilo, pero me atrevería a decir que en la actualidad es la coreana una de las cinematografías más en forma del mundo y no sólo por la cantidad de filmes producidos, sino también por su calidad y por el excelente nivel técnico que éstos exhiben. Crying fist podría ser un ejemplo de ello. Tras la comercial Arahan el director Seung-wan Ryoo se embarca en un proyecto mucho más personal, un drama con trasfondo en el mundo del boxeo. En la película se nos cuenta la historia de dos personajes, dos perdedores, sin relación entre ellos. El primero, interpretado por el excelente Choi Min-sik (Old boy) es un boxeador, cuarentón, antiguo medallista, cuyo matrimonio no funciona y que para poder sobrevivir se dedica a trabajar en las calles haciendo de saco de arena humano en el que la gente desfogue sus problemas. El segundo, interpretado por Jeon Ho-jin (quien ya intervenía en Arahan y realiza un convincente traspaso de la comedia al drama) es un joven ratero que acaba en la cárcel, donde es sometido a un programa de rehabilitación en el que se ve obligado a practicar boxeo. Tras producirse la muerte de su padre, será dejado en libertad. La película nos narra paralelamente las duras vidas de estos dos personajes, que encontrarán un punto donde sus destinos se cruzarán, el campeonato de pesos ligeros de boxeo. El boxeo es en la actualidad un deporte de capa caída en Corea del Sur, frente a otras modalidades deportivas como el kickboxing o el taikwondo. Sin embargo, para estos dos personajes este decadente deporte se convertirá en su tabla de salvación, en lo único que puede rescatarles de una vida que hace aguas por todas partes. Es de este modo que en el combate final el hecho de ganar se convierte en algo más que una simple victoria, resulta un triunfo vital, más que para ellos mismos para sus familiares y para las personas queridas que les rodean. Un combate, donde no importa quién gane porque al final descubriremos que ambos han salido vencedores frente a la vida que siempre les había dado la espalda. Tras haber visto Crying fist nos damos cuenta de que hemos presenciado una estupenda película, un excelente drama donde el boxeo no es más que una excusa, un recurso, la forma de salvación de los protagonistas, que se plasma en ese tremendamente emotivo y emocionante final donde todo el peso de la historia que nos han contado se concentra y provoca que el impacto emocional en el espectador sea mucho mayor.
Valoración: 3.5/5

Dangan runner


-Dangan Runner (Dangan ranna) 1996
-Sabu (Hiroyuki Tanaka)
-Japón

Los protagonistas de esta película corren más que Franka Potente en su Corre, Lola, corre. La historia es simple: tres personajes se persiguen en una carrera que se alarga durante horas. Primero, un hombre gris que pretende robar un banco es perseguido por el tendero de una tienda que le descubre llevándose una mascarilla. Durante la persecución, se tropezarán (en el sentido literal) con un joven yakuza quien, enrabietado, se lanza a la persecución del tendero. Durante la película vamos descubriendo que entre los personajes existe más relación de lo que parecía: el primero había comprado su pistola al yakuza, mientras que éste, quien acaba de sufrir la muerte de su jefe sin hacer nada por impedirlo, confunde al tendero con el asesino de su jefe. Por si fuera poco, seguiremos las evoluciones de un grupo de policías (uno de los cuales, verdadero propietario de la pistola vendida por el gangster), a la caza de una banda de yakuzas, dando como conclusión un sangriento final con todos los personajes enredados. Curiosa propuesta la del director Sabu (en su película de debut) de minimalista argumento pero donde esta carrera de los tres protagonistas casi absurda y de prolongación imposible (comienza por la tarde y se prolonga hasta la noche) se convierte realmente en un viaje interior de cada uno de ellos, quienes, una vez acabe la persecución, habrán mejorado como personas y tendrán una mejor perspectiva de sus respectivas y mediocres vidas. A convencernos mejor de este inusual argumento ayuda el tono ligeramente cómico de todo el relato, su ironía y algunos apuntes originales como ese momento en que los tres protagonistas se cruzan con una mujer y cada uno de ellos se imagina a sí mismo practicando el sexo con ella, siendo la forma de realizarlo diferente según la personalidad de cada uno. Una película curiosa, original y diferente y que sin ser excepcional, sí que resulta una propuesta interesante (y con poco que ver con Corre, Lola, corre, como he leido en alguna parte).
Valoración: 3/5

Dead Friend


-Dead Friend (The ghost) 2004
-Kim Tae-Gyeong
-Corea del Sur

Una serie de extrañas muertes empiezan a producirse en torno a la protagonista, una joven universitaria que sufre problemas de memoria. A medida que va investigando descubre que todas las víctimas eran amigas suyas durante su etapa de instituto y que el origen de todo apunta a un incidente en un lago. Correcta película de terror coreana, con una historia que se sigue con interés, en que se alternan las escenas de las muertes, con mucha agua (y, no podía faltar, con la típica imagen de la chica fantasma a la que el pelo le tapa la mayor parte de la cara), la investigación de la chica por descubrir qué está pasando y flashbacks al pasado en qué vamos descubriendo el origen de todo el misterio. Sin resultar demasiado original ni sorprendente, sí que proporciona algún pequeño susto gracias a los conseguidos efecto de sonido y un giro final de esos inesperados con los que rematar la historia. Probablemente, Dead Friend no vaya a pasar a la historia del género de terror, pero si que proporciona un correcto entretenimiento, lo cual no es poco dentro del matratado género de terror tanto occidental como oriental.
Valoración: 3/5

Doppelganger


-Doppelganger
(Dopperugenga) 2003
-Kiyoshi Kurosawa
-Japón

Del director de Kairo, Kiyoshi Kurosawa, aquí nos cuenta la historia de un hombre, creador de una silla para inválidos, que funciona mentalmente, a quien un día de repente le aparece su doble (malo, claro está) y empieza a ayudarle para la realización de su silla por su cuenta al margen de la empresa con la que trabaja, y que será ayudado también por una mujer a cuyo hermano también se le apareció un doble. Extraña, desconcertante, donde nunca sabes realmente a dónde te quiere llevar el director, con curiosas escenas rodadas con pantalla partida (estilo Brian de Palma) donde se nos muestran las acciones de los dos personajes simultáneamente; realmente resulta una película más bien poco apasionante, aburrida y escasamente interesante. Todo eso para llegar a un final repetitivo y alargado, aunque francamente ya a estas alturas poco te importa lo que le pase a los personajes. Después de haber visto Cure y ésta, cada vez parece más claro que su director, Kiyoshi Kurosawa, se dejó todo su talento en Kairo, ya que desde entonces no ha vuelto a estar a la altura. El resultado en Doppelganger es ciertamente flojo.
Valoración: 2/5

Electric Dragon 80.000 V


-Electric Dragon 80.000 V. (Electric Dragon 80.000 V.) 2001
-Ishii Sogo
-Japón

Tremenda ida de olla de su director, el tal Ishii Sogo, en esta especie de mediometraje (su duración no llega a la hora) que por su blanco y negro y su rollo medio cyber-punk a primera vista a alguno le podría recordar el Tetsuo de Shinya Tsukamoto. La (escasa) historia trata de un joven con poderes eléctricos desde que de niño recibió una descarga escalando en una torre eléctrica y gracias a los electroshocks que recibía en los centros en que era internado que de adulto se dedica a las mascotas exóticas y a su guitarra eléctrica. Mientras, aparece otro personaje, que lleva una máscara de Buda que le cubre la mitad derecha de la cara. Agresiva realización para esta peliculilla, música tecno-punk, montaje rompedor, insertos de títulos en movimiento, escasos diálogos, todo ello para una historia en la que practicamente no pasa nada y ves a los dos personajes deambulando cada uno por su lado, hasta el esperado enfrentamiento final (repleto de rayos eléctricos por doquier) y que gracias a que la película dura poco la espera no se hace tan larga. No perderse la escena más memorable de la película (por lo mala que es) en que el protagonista intenta volver a hacer sonar su guitarra antes destrozada, consiguiendo solo sonidos horribles.
Valoración: 1/5

Fulltime killer


-Fulltime Killer (Chuen jik sat sau) 2001
-Johnny To & Ka-Fai Wai
-Hong Kong

Andy Lau es un asesino profesional, exhibicionista y cinéfilo que se enfrenta a O, otro asesino a sueldo, japonés, más frío y de pocas palabras, con la intención de arrebatarle a este último su posición de número 1 dentro de la profesión. Entremedias de ellos dos, una mujer, la asistenta de donde vive O, amada secretamente por este y el policía que anda detrás de ambos. Vibrante película de acción con estilizadas y violentas escenas de acción (acompañamiento del Figaro de Rossini en una de ellas), tensa música, excelente fotografía, historia de amor y un espectacular final con doble versión en medio de fuegos artificiales. Una historia que te mantiene enganchado de principio a fin, con curiosa mezcla de idiomas (se habla el chino, japonés e inglés) y en la que lo único criticable tal vez sea el poco creible salto a la locura del policía perseguidor. Muy superior a una película occidental de temática parecida, Asesinos, la de Stallone y Antonio Banderas.
Valoración: 3.5/5

Graveyard of honor


-Graveyard of honor
(Shin jingi no hakaba) 2002
-Takashi Miike
-Japón

Nueva película de Takashi Miike sobre yakuzas, sus personajes y sus códigos de conducta, en esta ocasión, sin los habituales desfases propios del director. Se trata del remake de una película de los años 70 dirigida por Kinji Fukasaku (el de Battle royale o Tora, tora, tora) La historia trata de la caida sin fondo de un yakuza, a partir de que dispara por equivocación a su propio jefe, en un viaje repleto de violencia, drogas y degradación. Es en este tipo de películas, cuando Miike saca su lado, digamos, responsable, donde demuestra todo el talento que tiene a la hora de dirigir historias. Miike rueda cámara al hombro, siguiendo a sus actores, las escenas, en algunos planos secuencia realmente largos con escenas complicadas de violencia. Y violenta es un adjetivo que podría adjudicársele a este film, que gracias a su manera de rodar, cámara al hombro, se hace más cruda, real y especialmente brutal. Se trata de una historia dura, absorbente, por su violencia y por la degradación que sufre el protagonista, protagonista quien además hace una interpretación impecable de canalla sin ningún tipo de moral, hasta tal punto que uno se pregunta si no han contratado realmente a mafioso auténtico quien se interpretara a si mismo. Película altamente recomendable, aunque por su dureza, puede que no apta para todos los públicos.
Valoración: 3.5/5

H


-H
(H) 2002
-Jong-hyuk Lee
-Corea del Sur

La sombra de El silencio de los corderos o de películas como Seven es alargada... Una pareja de policías investiga una sucesión de asesinatos producidos por un asesino en serie, para lo cual se ven obligados a interrogar a un preso, encarcelado por los crímenes que cometió tiempo ha, en cuyo patrón al parecer el asesino actual se ha inspirado. El cine coreano toma los patrones del cine americano más comercial, en este caso de los thrillers al estilo El silencio de los corderos (de cuyo argumento, como hemos visto, toma más de una idea), Seven o demás sucedáneos. Esta apropiación de ideas no sería cosa mala, si aportase ideas originales, detalles novedosos o una intriga y una atmósfera (no faltan aquí momentos de espesa lluvia) que estuviese a la altura de los originales fuente de inspiración. Sin embargo, no hay nada de eso y se nos cuenta una historia de investigación más bien rutinaria, sin sorpresas y sin excesivos motivos de entusiasmo. Pese a todo lo dicho, tal vez a algún espectador poco exigente le pudiera parecer una película válida para un rato de entretenimiento sin muchas expectativas pero el final, que pretende ser un final sorpresa rompedor para dejar boquiabierto al espectador, resulta más bien ridículo y no hace más que terminar de hundir a esta poco destacable película. Como curiosidad, comentar la afición dentro del cine coreano del tema de la hipnosis; lástiima que aquí el recurso argumental esté tan mal utilizado, al contrario de lo que ocurría en otros filmes como el magistral Old Boy.
Valoración: 2.5/5

Howl's Moving Castle


-Howl's Moving Castle
(Hauru no ugoku shiro) 2004
-Hayao Miyazaki
-Japón

Ambientada en una especie de finales de siglo XIX alternativos donde la magia y la alta tecnología a vapor se combinan con total normalidad, Sophie es una joven sombrerera quien un día, casualmente se cruza con un joven mago. Éste está en constante disputa con otra bruja, la cual, en represalia, le manda una maldición que le convierte en una anciana que no puede revelar el motivo de su prematuro envejecimiento. Sophie decide huir y va a parar a un castillo andante, propiedad del joven mago que antes conoció. Es desde este momento en que Sophie vivirá una larga serie de aventuras en las que tendrá que recuperar su juventud y ayudar al joven mago a quien se lo disputan los dos bandos en contienda de una larga guerra latente.
El viaje de Chihiro supuso un insuperable punto culminante en la carrera de Hayao Miyazaki, quien llegó a obtener el Oscar al mejor largometraje de animación por esta película. Howl's moving castle, inevitablemente, es inferior, a pesar de que se trate igualmente de una excelente película. Howl's... está basada en una novela de Diana Wynne Jones, que Miyazaki lleva a su terreno e inunda de sus toques personales (esas criaturas oscuras que recuerdan al sin cara de Chihiro, esas criaturas de luz...) De hecho, analizando esta historia podemos ver numerosos puntos en común con la de El viaje de Chihiro: una joven (una niña en Chihiro) que se ve inmersa en un mundo fantástico que en principio le resulta totalmente ajeno, pero al que se irá adaptando progresivamente, la historia de amor hacia el chico de la historia que aquí, al igual que sucedía en Chihiro, debe salvar de los peligros que le asedian... A pesar de que no alcance el nivel de magia de Chihiro, en Howl's... nos encontramos también con un desbordante desfile de fantasía: ese mundo alternativo de finales del XIX con aparatos voladores y tecnología a vapor, ese castillo andante, esa puerta que da a lugares diferentes según se gire una rueda... Y una serie de entrañables personajes secundarios, genuinos de la imaginación miyazakiana: el demonio con forma de fuego, la bruja malvada y su corte de sirvientes, figuras negras sin alma; el perro asmático, el espantájaros saltador... Como es habitual en Miyazaki, la animación es exquisita, repleta de colorido y detalle; y aunque su duración se extienda hasta casi las dos horas consigue que sean dos horas de casi constante fascinación y sorpresa gracias a su, aparentemente, inagotable imaginación. Destacar como último detalle la banda sonora del colaborador habitual Joe Hisaishi, quien como siempre ofrece lo mejor de sí mismo cuando colabora con Miyazaki, creando una bella y emotiva música, evitando aquí muchos de los tics musicales por los que a veces es criticado.
Valoración: 4/5

A hero never dies


-A hero never dies (Chan Sam Ying Hung) 1998
-Johnnie To
-Hong Kong

Un claro homenaje a las películas de John Woo y al llamado subgénero del heroic bloodshed (esto es, historias caracterizadas por los abundantes tiroteos, en un trasfondo de amistad y honor, por lo general, con trágicos desenlaces). En esta ocasión se nos cuenta la historia de dos hombres (Leon Lai y Lau Chin Wan), ambos manos derechas de dos bandas mafiosas rivales que mantienen una extraña relación de amistad. Tras un intenso tiroteo en que ambos resultan malheridos, sus líderes firman un acuerdo de alianza, dejando a sus antiguos colaboradores en la cuneta, lo cual llevará a la inevitable venganza. Desde luego, el inexpresivo Leon Lai no tiene el carisma de Chow Yun Fat disparando a dos manos ni Johnnie To exhibe el virtuosismo de John Woo en las escenas de acción, en sus tíipicas ensaladas de tiros. Sin embargo, la película resulta un correcto entretenimiento, con sus dosis de acción, sus dosis de drama (momentos soportados sobre todo por el actor Lau Chin Wan) y con una arriesgada realización, con escasos diálogos, haciendo que conozcamos a los personajes principalmente por sus acciones más que por sus frases (así la escena en el bar en el que los dos protagonistas compiten a romper vasos lanzando monedas). A pesar de que la historia tarde un tanto en arrancar, se puede decir que A hero never dies constituye una digna aportación al género del heroic bloodshed que, aunque hace añorar la etapa de oro de John Woo en Hong Kong, representa una estimable película bastante recomendable.
Valoración: 3/5

Reseñas: Felipe Múgica

webmaster. Created 18.09.2004. Page last updated 23.11.2005
Best viewed : 1024 x 768